El art. 26 de la Ley del Impuesto de Sociedades establece que las bases imponibles negativas que hayan sido objeto de liquidación o autoliquidación podrán ser compensadas con las rentas positivas de los períodos impositivos siguientes. Por tanto, se permite la compensación ilimitada en el tiempo, pero hay que tener en cuenta que existen unos límites cuantitativos que para el ejercicio 2016 son los siguientes:

  • el límite general del 60% de la base imponible previa a la aplicación de la reserva de capitalización y a su compensación. No obstante, se podrán compensar bases imponibles negativas hasta el importe de 1 millón de euros.
  • Esta limitación no resultará de aplicación en el importe de las rentas correspondientes a quitas o esperas consecuencia de un acuerdo con los acreedores del contribuyente. Las bases imponibles negativas que sean objeto de compensación con dichas rentas no se tendrán en consideración respecto del importe de 1 millón de euros a que se refiere el párrafo anterior.
  • Este límite no se aplicará en el período impositivo en que se produzca la extinción de la entidad, salvo que la misma sea consecuencia de una operación de reestructuración a la que resulte de aplicación el régimen fiscal especial establecido en el capítulo VII del título VII de la LIS.
  • Si el período impositivo tuviera una duración inferior al año, las bases imponibles negativas que podrán ser objeto de compensación en el período impositivo, serán el resultado de multiplicar 1 millón de euros por la proporción existente entre la duración del período impositivo respecto del año.

En Sagasta Asesores somos especialistas en la gestión de impuestos por lo que nos ponemos a tu disposición para solucionar tus dudas al respecto.

No te quedes con dudas.

En Sagasta Asesores las aclararemos todas

Llámanos o visita nuestra web para conocernos mejor.

Únete a nuestra Newsletter