Autónomos: Medidas referentes al cese de la actividad durante el COVI-19,

aprobadas por el RDL 8/2020, de 17 de marzo (B. O. E. de 18 de marzo de 2020)

Estimados clientes y amigos,

Hace unos días os explicábamos las medidas urgentes y extraordinarias de carácter económico y social aprobadas por el Gobierno, con el fin de mitigar la situación provocada por el Covid-19.

En esta circular queremos informaros sobre la ayuda directa para los trabajadores autónomos contemplada en ese paquete de medidas, consistente en facilitar el acceso al cese de actividad, de manera que el autónomo que acredite unas determinadas circunstancias podrá obtener la prestación por desempleo y no pagará las cotizaciones, considerando este periodo como efectivamente cotizado.

Para ello se suprime el paso previo hasta ahora requerido de cursar baja en Hacienda ni en Seguridad Social.

Además, no es necesario cumplir el periodo mínimo de cotización exigido para otras prestaciones, sólo es necesario estar de alta en alguno de los regímenes y hallarse al corriente de pago de las cotizaciones sociales.

En este sentido, la Seguridad Social permitirá a quienes no estén al día con los pagos en la fecha de la suspensión de la actividad o de la reducción de la facturación, que ingresen las cuotas debidas en un plazo de 30 días. Una vez producido el pago, se podrá acceder a esta prestación.

Los trabajadores autónomos con tarifa plana también tienen derecho a esta prestación extraordinaria, así como los autónomos societarios.

La cuantía de la prestación será equivalente al 70% de la base reguladora. Cuando no se acredite el período mínimo de cotización para tener derecho a la prestación, la cuantía de la prestación será equivalente al 70 por ciento de la base mínima de cotización en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos.

En cuanto a los requisitos materiales exigidos, tendrán derecho a beneficiarse de esta medida los autónomos que en encuentran en uno de estos dos supuestos:

  • Aquellos cuyo negocio se ha visto obligado a cerrar por la declaración del estado de alarma desde el 18 de marzo, fecha de la entrada en vigor del RD-Ley.
  • Autónomos obligados a seguir prestando servicio pero que durante el mes anterior al que se vaya a solicitar la prestación acrediten haber disminuido la facturación en un 75%, con respecto a la media mensual del último semestre.

La solicitud se puede realizar ya y se reconocerá el derecho desde la declaración del estado de alarma, 14 de marzo de 2020.

En el caso de los que tienen que presentar documentación acreditativa de la caída de facturación mensual, la solicitud se puede realizar desde el momento en que puedan presentar dicha documentación.

La documentación a presentar será la siguiente:

  1. Modelo de solicitud de prestación por cese de actividad indicando “por fuerza mayor COVID-19” o ”reducción 75% COVID-19”. Accede al documento haciendo click aquí.
  2. N.I. del interesado.
  3. Fotocopia de los tres últimos boletines de cotización.
  4. Certificado de la TGSS de estar al corriente del pago de sus cuotas.
  5. Certificado bancario de titularidad de cuenta donde solicite el ingreso de la prestación, salvo que la solicitud esté firmada digitalmente.
  6. Modelo 145 IRPF ‘Comunicación de datos al pagador’. Accede al documento haciendo click aquí.
  7. En el caso de declarar hijos a cargo, fotocopia del libro de familia.
  8. En el caso de los autónomos que, aun pudiendo mantener abierto su negocio, acrediten un descenso en sus ingresos del último mes superiores al 75% de los que tuvo en promedio en el último semestre, declaración jurada de la disminución del 75% de los ingresos. A este respecto, se ha de tener en cuenta:
    • Al cumplimentar el formulario de solicitud, la fecha de cese la actividad será el último día del mes en que esté acreditando la disminución del 75% de los ingresos respecto al último semestre y cumplimentando los datos según corresponda.
    • Adicionalmente, deberán remitir:
      • Modelo 130 de los 4 últimos trimestres de 2019.
      • Modelo 131 del último trimestre de 2019.
      • Cuenta de pérdidas y ganancias desglosada mes a mes de todo el año 2019.
      • Cuenta de pérdidas y ganancias desglosada de enero, febrero y marzo de 2019.

No obstante, a lo largo de la tramitación del procedimiento, podría requerirse otra documentación.

Esta prestación se puede solicitar ante la Mutua con la que tengan cubiertos los riesgos profesionales o ante el Servicio Público de Empleo (SEPE), y se cobrará a mes vencido.

La Mutua resolverá, en el plazo de 30 días hábiles desde que reciba la solicitud con toda la documentación preceptiva y se hará cargo de la cuota de Seguridad Social a partir del mes inmediatamente siguiente al del hecho causante del cese de actividad, siempre que se hubiere solicitado en el plazo indicado.

La duración de la prestación será de un mes, con posibilidad de ampliación hasta el último día del mes en el que finalice el estado de alarma, en el supuesto de que este se prorrogue y tenga una duración superior al mes.

Por último, se ha de tener en cuenta que la percepción será incompatible con cualquier otra prestación del sistema de Seguridad Social.

El equipo de Sagasta Asesores espera que esta información sea de vuestro interés, y quedamos a vuestra disposición para ampliaros o aclararos cualquier extremo.

Esta publicación contiene información de carácter general, sin que constituya opinión profesional ni asesoramiento jurídico fiscal. Se prohíbe la explotación, reproducción, distribución, comunicación pública y transformación, total y parcial, de esta obra, sin autorización escrita de Sagasta Asesores.

Sagasta Asesores

No te quedes con dudas.

En Sagasta Asesores las aclararemos todas

Llámanos o visita nuestra web para conocernos mejor.

Únete a nuestra Newsletter